Fundas nórdicas de diseño que no pasan de moda

Buscar cobijo durante toda la noche con una buena funda de descanso, puede ser una alternativa verdaderamente reparadora en tu vida.

Un buen descanso es vital para recargar pilas y tanto para adultos como para pequeños. Al garantizar el sueño de tus hijos, estarás garantizando el tuyo porque es una de las mejores prendas para almacenar calor por las noches, donde hasta ellos mismos podrán tender la cama fácilmente.

Estas fundas son una opción versátil cuya principal característica es que el usuario pueda manejar el grosor de la prenda a su gusto. En este post, te contamos todo lo que necesitas saber sobre fundas nórdicas.

¿Qué es una funda escandinava?

Una funda escandinava o nórdica se trata de una prenda similar a un juego de sábanas, que, en base a su diseño y proporción en pliegue, alberga un inmenso espacio interior su para guardar el relleno escandinavo.

La misma es una pieza con funda cosida en tres lados que deja uno libre, para que puedas incorporarte en él y te resulte cómodamente ajustable a tus necesidades.

Esta funda lavable posee material abrigado que funge la función de las mantas y sábanas. Su ligero peso, te hará experimentar una fantástica evolución de las sábanas e, inclusive, de los edredones.

¿Qué función cumplen las fundas nórdicas?

La principal función, se basa en resaltar su capacidad para proporcionar abrigo. Están diseñadas para mantener la temperatura corporal. Fórmula ideal frente a temperaturas bajas de invierno.

No solo te preocupa el abrigo, sino también el estado de pertenencia de tu habitación y que la misma luzca un aspecto impecable. Una segunda función es la de acondicionar el ambiente con una buena decoración.

¿Cómo utilizar adecuadamente una funda nórdica?

La mayoría de las fundas escandinavas están fabricadas para poder plegarse y sostener firme el edredón con lazos, botones o cremalleras.

Por supuesto que es muy importante mantener el edredón bien ajustado. Algo que bastante simple si lo estiras correctamente.

Un buen tejido para que descansen los pequeños

 Recuerda que la funda escandinava reemplaza a las sábanas encimeras, en consecuencia, los más pequeños podrán descansar en contacto directo con ella.

Si bien su estilo es simple, puede representar un gran reto para los más chicos. Principalmente, fueron diseñadas para ser una pieza superpuesta a la cama. En consecuencia, es muy sencillo para un niño descubrirse a lo largo de la noche, pues al menor movimiento, arrojará la funda a un lado.

Con estas prendas uniformes te aseguras que estas situaciones no se den, pues los chicos no tendrán que compaginar la sábana y la manta. Es indistinto si nos referimos a bebés o adolescentes.

Los diferentes grosores de rellenos, posibilitan que puedas regular gradualmente la temperatura según la temperatura del año.

Diferencias entre fundas infantiles y fundas de adultos

En el caso de las fundas nórdicas infantiles, resulta indispensable la calidad del tejido, ya que los niños poseen piel más sensible que los adultos, por lo que debes escoger con mucho cuidado los tejidos que utilizarán.

Una opción aprovechable para los pequeños, es la confección de los tejidos naturales y suaves. Puedes elegir entre composiciones 100% de algodón o, en su defecto, una combinación de algodón y poliéster.

Otra diferencia importante es el diseño. Tu hijo debe sentirse a gusto con la decoración de la funda. La identificación con sus personajes o héroes favoritos, hará que se vayan a descansar sin reproches.

Beneficios de la funda nórdica

Uno de sus beneficios tiene que ver con el confort. En contraposición a las mantas, las fundas nórdicas no pesa y se amolda bien al cuerpo, proporcionando abrigo sin fastidiar.

Si comparas la funda nórdica con una manta, la primera tiene mejor desplazamiento y comodidad. Recuerda que dormir con peso puede llegar a ser molesto, especialmente, para bebés y niños.

Las fundas nórdicas son prendas dos en uno, posibilitando ser utilizadas en distintas épocas del año, sea en estaciones frías como cálidas. Ya no será necesario que ocupes armarios y cajones acumulando mantas y edredones.

Los distintos estilos lisos y estampados, clásicos o modernos, permiten modificar el ambiente del dormitorio rápidamente a diferencia de otros tejidos descoloridos. Si te aburres de un estilo, recuerda que muchas son reversibles, por lo que podrás elegir el lado para renovar el diseño.

Estas fundas son más ligeras que los cubrecamas tradicionales, ya que abrigan mejor y son mejores para noches de frío que las típicas colchas.

No es menor destacar la facilidad de lavado de estas prendas frente a otros cubrecamas, por ejemplo, que colchas y mantas. Requiere cuidados similares a tus sábanas y en cuanto al relleno, llevar la funda a una tintorería es la mejor alternativa para quitar las manchas.

En lo que respecta al cuidado diario, debes ventilar tu prenda nórdica, durante 5 minutos aproximadamente. Luego, con solo estirarla, tendrás un descanso imperturbable.

Antes del estreno de la funda nórdica, asegúrate de lavarla con agua templada. Este lavado limpiará el polvo acumulado desde su confección, ¡dulces sueños!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.