Claves para crear un despacho de estilo escandinavo en casa

Claves para crear un despacho de estilo escandinavo en casa

Los habitantes de los países nórdicos están mucho más acostumbrados al teletrabajo que los españoles. Por ello, a la hora de crear un despacho cálido y acogedor en tu hogar, deberías seguir las directrices que marca un estilo tan popular como es el escandinavo. Aquí queremos contarte todo lo que debes saber al respecto.

Las claves de un despacho de estilo escandinavo

El teletrabajo ha ayudado a conciliar la vida profesional y personal, pero, a la vez, ha provocado que alarguemos nuestra jornada laboral. Es decir, pasamos más horas dentro del despacho de casa. Por ello, ajustarlo a los cánones de un estilo decorativo como el escandinavo se antoja fundamental.

El estilo escandinavo de decoración determina que los espacios dentro del hogar deben ser, ante todo, cómodos y acogedores. Además, establece como puntos clave la iluminación natural, la funcionalidad y la calidez. En resumen, pretende la creación de espacios en los que nos apetezca estar. Aunque sea trabajando.

Pasos para crear un despacho de estilo escandinavo

¡Ojo! El estilo escandinavo y el estilo minimalista, aunque estén relacionados, no son iguales. Lo hemos aclarado porque hay muchas personas que los confunden. Estos son los aspectos más importantes a considerar para crear tu despacho nórdico en casa:

  • Aprovecha los ventanales. La mesa principal ha de recibir la luz directa que entra a través de la ventana. Utiliza telas ligeras para las cortinas y prescinde en la medida de lo posible de las persianas.
  • Cuadros para personalizar. Aunque no abuses de ellos. Además, te recomendamos usar un buen adhesivo en lugar de realizar agujeros. Así podrás cambiarlos de sitio siempre que te apetezca o te venga bien.
  • Uso de colores claros. Tanto en el mobiliario como en las paredes. En ellas, como máximo, puedes instalar molduras que den un toque de originalidad. El blanco es, sin duda, el gran protagonista.
  • Una apuesta por la madera. La naturalidad es otro elemento clave en el estilo escandinavo. Además, encaja perfectamente con el blanco. No temas por elegir muebles sin pintar ni barnizar.
  • Coloca las lámparas en los lugares clave. Evidentemente, vas a necesitar algo de luz artificial en días nublados o cuando atardezca. Pon, al menos, una sobre la mesa y otra en el centro de la habitación. Apuesta siempre por las bombillas LED.
  • Sillas amplias y cómodas. El confort es muy importante en el estilo escandinavo, así que elige una silla de oficina grande, ergonómica y muy acolchada. Si necesitas más para tus clientes, elígelas de mimbre o ratán.
  • Estanterías para preservar el orden. Es otro aspecto crucial. Este estilo de decoración busca la armonía visual y, para ello, es imprescindible que todo esté perfectamente organizado. Las baldas individuales son buenas alternativas.
  • Plantas y flores para dar un toque natural. Son los elementos ideales para poner una llamativa pincelada de color al despacho. Elige unas u otras en función del clima y de las condiciones de iluminación de la estancia.

En definitiva, si necesitas redecorar tu despacho porque vas a teletrabajar de forma indefinida a partir de ahora, apuesta por el estilo escandinavo. Da prioridad al confort, a la calidez y a la funcionalidad. Además, da resultados armoniosos y cargados de elegancia. Sigue los consejos que aquí te acabamos de dar y puedes estar seguro de que crearás un espacio en el que te apetecerá estar todos los días.

Os dejamos un poco de inspiración:

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *